PROCEDIMIENTOS DEL ABORTO

Hay muchas formas de terminar un embarazo. El costo y tipo de aborto se determina frecuentemente basado en cuántas semanas de embarazo tiene la mujer. Cada procedimiento tiene sus propios riesgos y posibles complicaciones. La siguiente información es publicada por el Departamento de Salud de Pennsylvania y la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos.

Abortos Médicos (1er trimestre solamente)

¿Qué es MIFEPREX (mifepristone) y cómo trabaja?

Mifepristone es una droga que bloquea una hormona llamada progesterona, la cual es necesaria para que continúe el embarazo. Mifepristone, cuando se utiliza con otra medicina llamada misoprostol, se utiliza para terminar un embarazo temprano induciendo el aborto.

En Pennsylvania, la administración de mifepristone para inducir abortos está regulada bajo la LEY DE CONTROL DE ABORTOS.

Aproximadamente 5-8 de cada 100 mujeres que toman mifepristone necesitarán un procedimiento quirúrgico para completar el aborto o para parar el sangrado excesivo.

Efectos Secundarios y Síntomas más comunes. Este tratamiento causa calambres/dolores y sangrado. Usualmente, estos síntomas significan que el tratamiento está siendo efectivo y provocando el aborto. Pero algunas veces las mujeres pueden experimentar calambre/dolores y sangrado, y aún estar embarazadas. Es por esto que las mujeres que escogen este método de aborto deben regresar a ver a su médico el Día 3 y el Día 14.

Si una mujer no sangra después de tomar Mifeprex, probablemente comenzará a sangrar después de tomar misoprostol. El sangrado profuso o leve puede esperarse por un promedio de 9-16 días y puede durar hasta 30 días. El sangrado puede ser similar, o mayor que un periodo abundante. La mujer puede ver coágulos de sangre y tejido salir de su útero. Este proceso es una parte normal al terminar un embarazo. Misoprostol puede causar calambres, nausea, diarrea y otros síntomas. Otros efectos secundarios de este método incluyen vómitos, dolor de cabeza, mareos, dolor de espalda y cansancio.

El sangrado profuso y la necesidad de cirugía. Aproximadamente en 1 de cada 100 mujeres, el sangrado puede ser tan profuso que requiera un procedimiento quirúrgico (en inglés curettage) para pararlo.

Antes de tomar mifepristone, la mujer debe recibir una Guía Sobre el Medicamento y firmar una declaración (Acuerdo del Paciente) certificando que ella ha decidido terminar su embarazo de esta manera. No todas las mujeres deben tomar mifepristone, incluyendo aquellas que toman ciertos medicamentos, las que tienen más de 49 días (7semanas) después de su último periodo menstrual, y aquellas que no tienen fácil acceso a ayuda médica de emergencia durante las 2 semanas después de tomarla.

Para más información sobre abortos médicos, visite https://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsandProviders/ucm111323.htm

Abortos Quirúrgicos

El Primer Trimestre

Los doctores usan un método de aspiración al vacío durante el primer trimestre (los primeros tres meses del embarazo). El doctor debe primero verificar el tamaño de tu útero. Tu doctor te pedirá que te acuestes sobre tu espalda y dobles tus rodillas. El o ella colocará una mano en tu vagina y la otra en tu abdomen (barriga). El doctor mirará la abertura de tu útero (la cervix) utilizando un espéculo (un instrumento especial). Después, el doctor inyectará una medicina en tu cerviz o la aplicará utilizando un aerosol. Esto va a prevenir que sientas dolor. Después el doctor inserta un catéter (un tubo fino, suave y largo como un sorbeto/popote/pajita) en tu cervix. El catéter se conecta a una máquina que actúa como una aspiradora. El feto es succionado fuera del vientre a través del catéter.

Si han pasado más de seis semanas desde tu último periodo normal, el doctor debe primero dilatar la cervix. El o ella utilizará un tubo plástico firme (cureta) para remover (evacuar) al feto.

Por favor oprima aquí para fotos de niños por nacer de 7, 8, 11, 12 y 14 semanas de concebidos.

El Segundo Trimestre

Usualmente, para practicar un aborto durante el segundo trimestre (el cuarto, quinto, y sexto mes de embarazo), el doctor abre (dilata) la cervix y vacía (evacua) al útero. Este método se conoce como dilatación y evacuación (D & E).

Cuando se usa este método de aborto en el segundo trimestre, el doctor puede insertar un material esponjoso en la cervix. Mientras la esponja se moja, se engranda, abriendo la boca de la cerviz. El doctor removerá la esponja de dos a dieciséis horas más tarde. El doctor usa fórceps para remover el feto o las partes del feto; el doctor puede también succionar le feto o las partes del feto mediante aspiración al vacío utilizando un catéter más grande que el que se utiliza durante el primer trimestre. La placenta es comúnmente removida mediante aspiración al vacío.

Antes de que el doctor lleve a cabo este procedimiento, él o ella debe palpar el tamaño del útero para determinar la edad de gestación del feto. Si se determina que el feto se encuentra en la porción tardía del segundo trimestre, el doctor puede decidir practicar el aborto por inducción del parto. Durante la inducción del parto, se puede comenzar (inducir) el parto inyectando medicinas o agua salada dentro de la bolsa de líquidos fetales (saco amniótico). Para inyectar la medicina dentro de la bolsa de líquidos fetales, primero se limpia la barriga (abdomen) para matar los gérmenes de la piel; luego se pone un medicamento para dormir la piel (anestésico); y finalmente se empuja la aguja a través de la piel hasta la bolsa de líquidos. También, la medicina se puede inyectar al torrente sanguíneo de la mujer para inducir el parto. El parto comienza usualmente después de dos a cuatro horas.

Generalmente, la inducción del parto requiere una estadía más larga y no se realiza en una clínica. La placenta no se remueve con el feto durante la inducción del parto; el doctor debe abrir la cervix y succionar el útero como se describe en el método de aspiración al vacío. Cuando se realiza un aborto mediante el método D & E, no existen probabilidades de que el feto vivirá después del procedimiento. Cuando se realiza un aborto ya avanzado el segundo trimestre, el doctor puede escoger inyectar una medicina al feto para terminar el embarazo antes de realizar la aspiración al vacío. Si se utiliza el método de inducción del parto, las probabilidades de que el bebé pueda vivir por un periodo de tiempo corto son mínimas. La posibilidad de que el niño viva fuera del útero aumenta mientras aumenta la edad de gestación. En caso del que el bebé que ha sido removido esté vivo, el médico u otro personal médico que esté atendiendo al bebé está obligado por ley a proveerle el tipo y grado de cuidado y tratamiento que a su buen juicio se le provee comúnmente a cualquier otra persona bajo condiciones y circunstancias similares.

Por favor oprima aquí para fotos de niños por nacer de 16 y 14 semanas de concebidos. Use su botón para navegar hacia atrás (Back) para regresar a esta página después de ver las fotos.

El Tercer Trimestre

Tu médico puede aconsejarte que termines tu embarazo temprano, entre las semanas 24 y 38 de gestación (semanas menstruales). Si para terminar este embarazo se utiliza alguno de los métodos que muy probablemente, y a conciencia, causen la muerte del niño por nacer, entonces se considera un aborto. Un aborto en esta etapa de tu embarazo solo puede ser practicado si tu médico cree razonablemente que es necesario para prevenir ya sea tu muerte o daño irreversible a alguna de tus funciones corporales mayores. Cuando un embarazo se termina en esta etapa, se practica uno de dos procedimientos: inducción del parto o una cesárea.

 

Si el embarazo se termina mediante inducción del parto durante el tercer trimestre, este es muy diferente al descrito anteriormente. En el tercer trimestre, se puede comenzar el parto inyectando una medicina directamente al torrente sanguíneo (venas) de la mujer embarazada. El parto y alumbramiento de un feto durante el tercer trimestre es similar a dar a luz. La duración del parto depende del tamaño del bebé y de cuán “lista” está la matriz.

Tal como en los alumbramientos, las complicaciones del parto inducido durante el tercer trimestre incluyen: infección, sangrado profuso, infarto, y alta presión sanguínea. Cuando se utilizan medicamentos para comenzar el parto, existe un mayor riesgo de ruptura de la matriz que durante un parto normal.

Si el parto no puede ser inducido inyectando medicina a la mujer embarazada, o si la mujer embarazada está demasiado enferma como para soportar un parto, se puede practicar una cesárea. Una cesárea es una operación para remover al bebé de la matriz.

Generalmente, la mujer se adormece y anestesia mediante medicinas inyectadas en sus venas y/o espina, y/o mediante medicinas que se inhalan hasta los pulmones. Luego se lava la barriga con una solución parecida al jabón (antiséptica) para matar los gérmenes. Se corta una abertura en la barriga y la matriz, y luego se remueve al bebé.

La probabilidad de que tu bebé viva después de nacer durante esta etapa de tu embarazo depende de su edad de gestación y su salud al momento del parto. Cuanto se practica un aborto durante el tercer trimestre, se deben tomar los siguientes pasos:

  1. El médico quien terminó el embarazo debe certificar por escrito que basado en su examen médico y juicio médico, el aborto es necesario para prevenir tu muerte o daños substanciales e irreversibles a alguna de tus funciones corporales principales.
  2. Un segundo médico debe examinarte también y certificar por escrito que basado en su examen médico y juicio médico, el aborto es necesario para prevenir tu muerte o daños substanciales e irreversibles a alguna de tus funciones corporales principales.
  3. El aborto se debe realizar en un hospital.
  4. El médico debe seleccionar el procedimiento con las mayores posibilidades de preservar la vida del niño no nacido.
  5. Un segundo médico debe estar presente también en el cuarto donde se practica el aborto. Ese médico se encargará de proveer cuidado médico al bebé inmediatamente después de su nacimiento y debe tomar todos los pasos razonables para preservar la vida y la salud del bebé.

El médico no está obligado a usar el método de aborto que le provea al bebé la mayor probabilidad de vivir, si el médico determina en su juicio médico, de buena fe, que ese método, más que otros, presenta riesgos significativamente mayores a tu vida o daños substanciales e irreversibles a alguna de tus funciones corporales principales.

En el caso de una emergencia médica, un médico no está obligado a cumplir con cualquiera de las condiciones enumeradas anteriormente, si en su juicio médico no pueden cumplir con estas debido a la emergencia médica.

 

Llámanos al 1-888-LIFE-AID o